¿Cuánto vale mi caso?

Esta pregunta es una de las más comunes y difícil de contestar en las etapas iniciales. Es prácticamente imposible predecir el valor de un caso hasta que se recolecte toda la información y hasta que usted se haya recuperado o casi recuperado de su lesión. Hay varios factores que determinan el valor de su caso. Estos incluyen:

a. La cantidad total de todas sus cuentas médicas.

b. Cómo se generaron dichas cuentas médicas; es decir, de exámenes médicos para su diagnosis, tratamientos, terapia física, hospitalización, medicamentos recetados, medicamentos sin receta, quiropráctica y otro tipo de tratamiento.

c. Qué tanto ingreso y otros beneficios laborales se perdieron como resultado de su lesión. Esto incluiría pagos perdidos, permisos usados por enfermedad, vacaciones usadas, pérdida de beneficios del seguro y otras pérdidas como consecuencia de su lesión.

d. La condición actual de su lesión y cómo afecta su vida diaria. Esto incluiría limitaciones en las actividades hogareñas, deportes y actividades de ocio, y en su vida social.

e. Ya sea o no que algún aspecto de sus lesiones sea permanente. Esto también incluiría desfiguración permanente como cicatrices, manchas y otras características de desfiguración.

f. Si alguna de sus lesiones necesita de hospitalización.

g. El alcance de la responsabilidad por parte del potencial acusado.

h. Si hay alguna evidencia de que usted tuvo culpa parcial de sus propias lesiones.

i. Lo que dice la ley con referencia a su caso.

j. La calidad de sus testigos, incluyendo aquellos que testificarán sobre el incidente, sus lesiones y su tratamiento médico.

k. Otros factores como dolor, sufrimiento, incomodidad y pérdida de consorcio (cómo su lesión ha afectado su matrimonio).

l. Qué compañía de seguro está involucrada en el caso.

Los factores de arriba son solo algunos de los que se deben tener en consideración para determinar el valor de un acuerdo. Algunos factores son más importantes que otros y ya que las compañías de seguro requieren documentos específicos, es su responsabilidad y la de su abogado proporcionar a la compañía de seguro con información clara para sustentar su reclamo.